martes, 13 de marzo de 2018

TALLER COACHING NUTRICIONAL

¿Quieres cambiar de hábitos? 


¿Te preocupa tú salud y tú peso? 
¿ Estas cansado/a de dietas?
¿Quieres saber las consecuencias que conlleva padecer obesidad?

Este taller es para ti 🍑🍒





Alicia López
Dietista-Nutricionista
Col CV00657

domingo, 14 de enero de 2018

Enero, ¡MES DE CAMBIOS!

El mes de enero, es un mes de muchos cambios y de vuelta a la rutina. Rutina que conlleva reorganizar nuestras vidas. Después de las navidades, comidas fuera de casa y excesos, toca cambiar el chip y reiniciar nuestra vida.

Que os parece si a parte de cumplir propósitos y hacer ejercicio… ¿organizamos nuestra alimentación?

Imagen vía compfight


Si organizamos nuestra alimentación, realizamos un menú y la lista de la compra, evitaremos la improvisación. Muchos sabréis que cuando esto sucede en muchas ocasiones tomamos decisiones poco saludables.

Por todo esto quiero daros cinco consejos (coged libreta y bolígrafo) para que planificar sea una tarea fácil.

· Coge un día de la semana, siéntate tranquilamente y piensa con ayuda del resto de la familia que comidas pueden formar vuestro menú semanal. Para ello puedes utilizarte de las planificaciones semanales o mensuales. (Pincha aquí).

· ¿Empezamos por el desayuno? Si eres de los que desayuna puedes recurrir al post que escribí hace unos días donde os doy las claves para hacer un desayuno saludable (Pincha aquí). Comienza a hacer cambios en el desayuno, si eres de los que desayuna galletas o cereales de desayuno, mi consejo es que comiences por ahí. Hay muchas opciones de desayuno válidas y saludables. Por ejemplo; huevos (sí se puede desayunar huevos, eso sí a la plancha), avena en copos o por otro lado puedes incorporar una pieza de fruta. Este cambio no es solo para ti, compártelo con todos los miembros de la casa.

· Ten siempre comidas preparadas o de rápida preparación. Por ejemplo; purés, sopas, cremas, verduras asadas o hervidas y conservas (verduras, legumbres, tomate, etc.). Si tenemos una base preparada ya tenemos gran parte de nuestra comida o cena resuelta. Además, si recordáis el método del plato de Harvard nuestra alimentación debe estar compuesta en un 50% de vegetales.

· Snacks saludables. Si tienes opciones saludables en casa siempre harás buenas elecciones. Por ejemplo; ten siempre un frutero en la mesa de la cocina para verlo siempre que entremos, llénalo de color y de frutas de temporada. Podemos también tener frutas deshidratadas como pasas, higos o por ejemplo frutos secos. Y si sois cocinitas podéis hacer galletas de avena y barritas de frutos secos. ¡Así sí da gusto picar entre horas!

· Haz buenas elecciones cuando vayas a hacer la compra. Llenar la cocina de productos insanos como bollería, galletas y alimentos procesados en general no es necesario. Estos productos sean light, sin azucares añadidos y/o bajos en grasas son alimentos llenos de grasas saturadas, conservantes, edulcorantes, etc. ¿Y si nos proponemos reducir el consumo de procesados?

¿Empezamos?

Alicia López Lozano
Dietista-Nutricionista
Colegiado 00657

viernes, 12 de enero de 2018

¿Cómo hacer un desayuno saludable?

Imagen vía compfight
Si tu desayuno se basa en cereales azucarados, cacao azucarado, mermeladas y pan blanco, este post te interesa.
Empezaré por desmentir la idea de que “el desayuno es la comida más importante del día”. Si te han dicho eso es una creencia falsa sin fundamento.  Además, pensemos… ¿A quién le interesa que el desayuno sea la comida más importante del día? A la industria.

Si vamos al supermercado veremos pasillos enteros dedicados a este momento del día, cereales y galletas de todas clases, sabores y cargados de azúcares.



Es cierto que algunas personas necesitan hacerlo, les da energía y los mantiene saciados más tiempo. De ahí que los nutricionistas hagamos hincapié en la importancia de individualizar siempre el plan nutricional.

Con este post quiero daros ideas para que mejoréis vuestro desayuno.

1. Desayunos con pan
. En primer lugar, hay que buscar un pan de calidad y que sea integral. Esto a veces es una tarea difícil ya que la mayoría de los panes que encontramos en los supermercados son de mala calidad (hablaremos de esto en otro post). Acude a tu panadero de toda la vida y pídele un pan integral.

Acompáñalo de alimentos de calidad; AOVE (aceite de oliva virgen extra), tomate, aguacate, queso fresco, hummus (receta aquí), crema de cacahuete, etc.

2. Desayunos rápidos. Si eres de los que va con prisas por la mañana y no te apetece preparar nada puedes optar por un puñado de frutos secos, fruta, yogur o por ejemplo un porridge de avena que podemos dejar preparado la noche anterior.

3. Para los más deportistas. Tortitas de avena con fruta y crema de cacahuete o frutos secos enteros.

4. Desayunos buffet. Tortilla francesa o huevos revueltos con verduras acompañado de café y una pieza de fruta.

5. Para los amantes de los jugos verdes. Otra opción es tomar batidos o smoothies caseros. Recordar el post de los zumos y fruta entera.

Y tú, ¿Qué desayunas?

Alicia López Lozano
Dietista-Nutricionista
Colegiado CV00657



jueves, 11 de enero de 2018

¿Fruta entera o en zumo?

La respuesta es clara, la fruta siempre es mejor consumirla entera. “Pero, yo siempre desayuno un zumo de naranja. ¿Qué hago ahora?”

Imagen vía compfight



Os explico las razones por las que tomar la fruta en zumo no es una buena opción:

1. Aumento de calorías. Vale, en este caso no importan las calorías porque estamos hablando de fruta, pero, ¿has pensado alguna vez si podrías comerte la cantidad de fruta que pones en un zumo? Inténtalo, verás que consumir 3 o 4 naranjas en una sola ingesta no es posible. Pues bien, tomándolo en zumo te darás cuenta que en un par de tragos hemos sido capaces de ingerir toda esa cantidad.

2. Ausencia de fibra. Cuando hacemos zumo de naranja, estamos eliminando la parte fibrosa dejando un azúcar libre que se libera de forma muy rápida en nuestro organismo. Es decir, al tomarlo en zumo pierde vitaminas, minerales, fibra y aumenta el contenido en azúcares.

3. Saciedad. Una pieza de fruta entera es más saciante, por los motivos anteriores citados. La fruta contiene todas las vitaminas, minerales y la fibra. Esta última mantiene por más tiempo la saciedad.

Si por otros motivos, no quieres o no te gusta consumir la fruta entera, siempre podrás hacer un batido. De esta manera sí mantiene las propiedades.

Y tú, ¿Cómo consumes la fruta?

Alicia López Lozano
Dietista-Nutricionista
Colegiado CV00657


martes, 9 de enero de 2018

¿Comenzamos el año haciendo ejercicio?

Estamos en enero, el mes de los propósitos. Durante las navidades somos muchos los que nos proponemos cosas para comenzar el próximo año. ¿Está en tu lista el comenzar a hacer deporte? Si es así sigue leyendo porque este post te interesa.




Seguro que estáis súper motivados con el nuevo año y cargados de ilusiones, así que es el momento para empezar. (pincha aquí si quieres saber cómo hacer para que este año sí se cumplan los propósitos)

Márcate objetivos y metas y lucha por ellas. Apúntate al gimnasio si es lo que te gusta, a bailar, a nadar, montar a caballo, tenis y un largo etc.
Yo voy a darte 5TIPS para que comiences a moverte:

1. Deja el coche aparcado. Sí, este es el primer paso que te propongo. Piensa si es necesario sacar todos los días el coche para ir a trabajar, llevar a tus hijos al cole, salir de compras, etc. Muchas veces es innecesario y con este simple gesto disfrutamos de un paseo al aire libre además de ahorrar en combustible para el coche. Si por el contrario el trabajo está lejos de casa y difícil acceso para ir caminando siempre puedes aparcar un poco más lejos, así te obligarás a caminar un poquito.

2. Utiliza las escaleras. Deja a un lado el ascensor, siempre y cuando no tengáis ninguna lesión o problema físico que os lo impida.

3. Mantente activo. Saca un ratito para disfrutar de alguna actividad que te guste, salir a caminar, un paseo por el parque o playa, salir el fin de semana a hacer actividades al aire libre, etc.

4. Pasea. Sal a relajarte, sí has oído bien. Pasear relaja, hazlo solo o con tu mascota acompañado de música o no, como más te guste.

5. Anota tus progresos y date un capricho saludable
como, por ejemplo; tomar un café relajado, leer frente al mar, ir al cine, etc.

Alicia López Lozano
Dietista-Nutricionista
Colegiado 00657